COVID-19: PLAN DE CONTINGENCIAS Y DE CONTINUIDAD EN LA EMPRESA

Destacado

1- LAS CONSECUENCIAS DE LA CRISIS DEL COVID-19.

En el momento de escribir este texto, las consecuencias de esta crisis no se conocen empíricamente, pero ya sabemos que la paralización de la economía española alcanza unos niveles nunca vistos en los últimos 80 años, esta paralización afecta a un gran número de sectores y, de forma importantísima, al consumo.

Por todo ello podemos razonablemente deducir que los efectos de esta paralización estarán directamente relacionados con la duración del episodio. Si dicho episodio, o la posible inestabilidad posterior, se alargase en exceso, los efectos sobre el consumo y el conjunto de la economía pueden ser muy trascendentes para el futuro de la economía y de las empresas.

Es por esta razón que creemos en la importancia de que hoy todas las empresas, sea cual fuere su tamaño, tengan su propio plan de continuidad del negocio. Hacerlo nos hará más capaces de superar esta crisis con éxito y salir reforzados de ella para aprovechar las oportunidades que, a buen seguro, surgirán.

Sigue leyendo

ANUNCIO GIL Y PINEDA SOBRE EL COVID-19

Dadas las circunstancias actuales y de emergencia sanitaria que se han dado e nuestro país y en todo el mundo, desde Gil Y Pineda queremos informar que los servicios que prestamos a nuestros cliente son servicios esenciales por lo que seguimos, y seguiremos, prestando nuestros servicios en nuestro horario de siempre, tanto en los aspectos jurídicos como de asesoría.

No dudes en contactar con nosotros si tienes cualquier consulta por vía teléfonica o correo electrónico, te vamos a atender con la misma dedicación y atención que si vinieras a nuestras oficina a visitarnos por lo que #QUEDATEENCASA, por tí y por todos. Juntos podemos vencer.

MEDIDAS TRIBUTARIAS POR EL COVID – 19

Los nuevos Reales Decretos 463/2020 y 465/2020 así como en el Real Decreto-ley 8/2020 han sido publicadas hace escasos días pero han provocado la aparición de una gran polémica.

No se ha aprobado una suspensión general de los plazos para la presentación de declaraciones y autoliquidaciones tributarias, así como su ingreso, que deberán seguir teniendo lugar si bien es cierto que se han obtenido aplazamientos y fraccionamientos muy limitados.

Esta nueva normativa tributaria sí ha previsto la ampliación de plazos en procedimientos administrativos y, entre otros, los de pago en relación con liquidaciones administrativas y los plazos para atender los requerimientos y para formular alegaciones en procedimientos de aplicación de los tributos y sancionadores.

Pero lejos de aclarar, son estos conceptos los que más dudas suscitan. Se trata de determinar cuál es el plazo de recurso o reclamación contra un acto o resolución notificado antes del 14 de marzo de 2020 (fecha de entrada en vigor del RD 463/2020) y cuyo plazo no ha finalizado a esa fecha. La AEAT considera que el contribuyente dispone del plazo de un mes, que se iniciará de nuevo el día 1 de mayo de 2020 o bien el día siguiente al que pierdan vigencia las posibles prórrogas del Real Decreto 463/2020, en caso de que ese día fuera posterior al 1 de mayo.

Sin embargo, y dado el silencio que guarda la normativa antes citada sobre este concreto caso, no se puede descartar que los plazos de reclamación o recurso ya abiertos antes de la entrada en vigor de estas medidas estén siguiendo su curso. Por ello, un elemental principio de prudencia aconseja atender a tales plazos antes de su vencimiento original, sin perjuicio de las medidas que proceda adoptar más adelante en función de cómo evolucionen los criterios aplicables.

Por otra parte, es importante advertir que diversas comunidades autónomas han aprobado ya medidas, o han anunciado su adopción, referidas a tributos propios y cedidos (principalmente relativas al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones y al Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales). Estas medidas autonómicas generalmente se refieren a la ampliación de plazos para la presentación de autoliquidaciones y pago de tales tributos hasta que se deje sin efecto el estado de alarma.

Ante la proliferación normativa derivada de la situación que atravesamos, resulta muy útil el Código de Normativa COVID-19 elaborado por el Boletín Oficial del Estado, iniciativa muy valiosa y que cabe desear que siga siendo actualizada tanto con normativa estatal como autonómica.

Finalmente, no cabe duda de que todo contribuyente agradecerá que las incertidumbres existentes, más aquellas que, a buen seguro, irán surgiendo, se resuelvan a la mayor brevedad, en interés de todos. No es una preocupación menor el poder incurrir en presentaciones fuera de plazo, recargos e, incluso, imposición de sanciones.